Diseña una Misión de éxito.

Ponemos a tu disposición todos los elementos necesarios para crear una Misión Espacial y enviar un simulador de vida al espacio. Aquí encontrarás tanto los conocimientos técnicos como los componentes necesarios para tu misión.

Toda gran misión comienza con una gran nave espacial.
Sonda Mínima.

Esta está construída con el mínimo de componentes y materiales necesarios para cumplir con las Misiones HANA.

Sonda Óptima.

La Sonda óptima es aquella que cumpliendo con los requerimientos HANA, permite obtener múltiples lecturas y obtener una misión compleja.

Tú decides.

Puedes ir por libre o usar o no los componentes HANA, creando una sonda con elementos y componentes libres.

Proyecta tu reto
Objetivos de la misión.

No gana el que alcance la mayor altura o el que viaje más lejos, tampoco el que consiga que su Hámster regrese con vida. Gana el que consiga unos resultados más próximos a los propuestos en su misión.

Cuando inscribas tu proyecto, debes proponer un objetivo. Esta será tu misión. Debes crear tu sonda con los componentes y los cálculos oportunos para cumplir con la misión establecida.

Lanzamiento.

Tendrás que prepararte y cumplir con los programas de entrenamiento para estar listo.  Solo así, el día del lanzamiento, tu sonda estará en el campo de lanzamiento.

Mucho Trabajo.

Debes realizar todos los cálculos para conseguir las puntuaciones mínimas necesarias. Nuestros ingenieros evaluarán cada uno de los aspectos involucrados.

Recuperación.

Si no recuperas tu sonda, todo se habrá perdido. Solo cuando la recuperes podrás analizar los datos y así sabremos si tu misión ha sido un éxito.

HAMSTERNAUTA.
Lo más importante. Debes lograr que tu Hamsternauta haga todo el viaje y regrese con vida de vuelta. Debes entrenarle para que supere con éxito todos los retos que le esperan.
Equipárate Bien.
Muchos componentes. Poco espacio.

La selección del equipo es básico para una misión de éxito. Tendrás que pensar que componentes necesitas para obtener todos los datos necesarios.

Cada elemento que incorpores a tu sonda supondrá cambios en el conjunto que debes tener en cuenta.

A mayor inversión, mayores riesgos.

Localización.

Tu Sonda debe saber donde está en cada momento. Ha de disponer de una tecnología GPS que permita hacer constante seguimiento.

 

Seguimiento.

Aporta comunicaciones. Todos los datos que va tomando y almacenando se perderán si no sabes donde cae al volver a tierra.

Robustez.

Ten en cuenta que en el ascenso durante el vuelo, pero sobre todo en el descenso, tu sonda puede alcanzar grandes velocidades.

Documentación.

Cuantas más y mejores imágenes y datos obtengas, mejor será el legado que dejes para el futuro de tu misión de éxito.