La fase final de Hana 1 nos permitirá llevar a nuestro “hamster virtual” a lo más alto, llegando gracias a un globo sonda a la primera de las capas superiores de la atmósfera terrestre: la estratosfera.

Aunque técnicamente se ha establecido el límite del espacio en los 100 km (la línea de Kárman), es en la estratosfera donde podemos realmente empezar a apreciar la oscuridad del espacio y divisar la curvatura de la Tierra. Nuestro globo sonda deberá llegar entre  los 30 y los 40 kms de altura, esto es de 3 a 4 veces la altitud a la que vuelan los aviones comerciales.

Como en cualquier misión espacial que se precie, la sonda en la que viajará nuestro “roedor” particular, deberá de registrar entre otros datos la altitud y la temperatura, así como tomar fotos de nuestro planeta.

Al llegar a una determinada altitud, y al descender la presión atmosférica, el globo de helio que nos eleva, reventará y nuestra sonda empezará a caer. En ese momento deberá abrirse nuestro paracaídas, garantizando un aterrizaje suave que permita a nuestro hamsternauta volver sano y salvo a la Tierra, pudiendo además así recuperar nuestros datos y fotografías.

Lo más probable es que nuestra sonda acabe a kilómetros de distancia de nuestro lugar de lanzamiento, por lo que ésta dispondrá de un módulo GPS que nos revelará la posición geográfica del lugar de aterrizaje.

Lo más probable es que nuestra sonda acabe a kilómetros de distancia de nuestro lugar de lanzamiento, por lo que ésta dispondrá de un módulo GPS que nos revelará la posición geográfica del lugar de aterrizaje.

En la fase Space de Hamsternauta, aprenderemos a construir una sonda espacial impulsada mediante un globo meteorológico de helio, que deberá llegar a la primera de las capas superiores de la atmósfera para tomar fotos y recopilar datos. ¿Crees que puedes llegar a las puertas del espacio?

Hamsternauta es un proyecto abierto a centros educativos y niñ@s particulares que deseen participar con sus padres ¿Todavía no estás inscrito? Hazlo aquí.